Sin lloros ni lamentos

Algunas coordenadas que ayudan a orientar la gestión cultural en tiempos del coronavirus.

Neofobia versus neofilia

El teatro ha de volver a saberse relacionar con los conceptos futuro e innovación. Ha de ser parte de la misma fiesta “optimista” cultural que es celebrar lo nuevo (no criticarlo)

Más allá de lo obvio

“…no debemos sucumbir a la melancolía y paralizar nuestros debates y nuestras agendas culturales con temas del pasado y empezar a sintonizar con esos aires de renovación que nos vienen de nuestros entornos europeos más cercanos…”

Con el IVA dando y la cultura rogando

Nota de servicio al hilo de la reducción del tipo del (mal llamado) IVA cultural que se aplica a la venta de entradas de espectáculos, conciertos y toros pero que no se plantea (aún) para las entradas de cine.

IVA Pasión

Algunas ideas para que cuando en las próximas semanas vuelva a estar de actualidad el erróneo concepto de “IVA cultural”, aprovechemos e intentemos superar el paradigma en el que nos quedamos anclados en el 2012.

El “IVA cultural” como ideología

Cuando hablamos del “IVA cultural” de lo que estamos hablando es del “armazón ideológico” de una industria cultural. Sin embargo, parece mucho más interesante, para pensar la sostenibilidad futura de la cultura, abrir un debate sobre el modelo impositivo de las actividades culturales. Quién, dentro de la cultura, ha de pagar más y quién menos.