Sí, sí, ya sé que llego tarde y que hoy, cualquier adolescente lleva creciendo con actualizaciones continuas de su blog. Sí, sí, también sé que mucho de vosotros os habéis pasado a otros grados de análisis y a otros ámbitos de publicaciones. Y sí, sí, me convenceréis todos y cada uno de vosotros de la utilidad/inutilidad de escribir en un blog personal en internet. Pero lo que también sé, y por eso me he decidido por publicar en este blog, es que mientras haya alguien con curiosidad, siempre habrá algo de contar. Y nada mejor que este medio para llegar a todos vosotros que no os conozco y que quizá nunca os conoceré.

Compartiré aquí reflexiones, datos, análisis, provocaciones, sugerencias… Pero también compartiré con vosotros errores. No sólo los técnicos de un novel en este campo, sino de pensamiento, de ideas. En ese caso, no seáis remilgados, decídmelo. Escribid comentarios y con ellos agitad el debate. Movedme en internet. Yo estoy aquí también para aprender de vosotros y para que, algún día piense: por qué no empecé antes a escribir un blog.

Anuncios